La importancia de revisar el borrador de la declaración de la renta

Es necesario que revise el borrador, ya que la Agencia Tributaria siempre puede comprobar posteriormente la declaración presentada, teniendo en cuenta otros datos que pueda conocer con posterioridad”. Esta frase que aparece en todos los borradores que elabora y remite la Agencia Tributaria para la Declaración de la Renta advierte de un riesgo real y mucho más habitual de lo que pudiera parecer, con consecuencias que pueden resultar muy gravosas para los confiados contribuyentes.

Cada año la Agencia Tributaria elabora una gran cantidad de borradores que simplifican en gran manera la presentación de las declaraciones. Este sistema que se implantó hace ya unos cuantos años ha supuesto un enorme avance eliminando la necesidad de tener que confeccionar declaraciones para una gran cantidad de contribuyentes cuya totalidad de datos fiscales constan en la base de datos de la Administración. De este modo es la propia Agencia Tributaria quien elabora una propuesta de declaración que bastará con ser comprobada y, si es correcta, confirmada. Pero no es más que eso: una propuesta.

Los propios tribunales de justicia vienen entendiendo que la confección del borrador de declaración constituye un “servicio de asistencia prestado por la Agencia Tributaria a los contribuyentes, remitiéndose a efectos meramente informativos y sin que dicha remisión exima a los interesados de la obligación de declarar la información sobre ingresos y otros datos de trascendencia tributaria” (véase la Sentencia TSJ Castilla y León de 23 de marzo de 2012).

Esto supone que la responsabilidad de confirmar un borrador erróneo recae en principio en el contribuyente y podría terminar derivando incluso en el inicio de un procedimiento sancionador.

Por ello ante la recepción del borrador se hace absolutamente necesario realizar un examen del mismo para comprobar, por una parte, que los datos incluidos en el mismo son correctos y por otra parte asegurarse de que no haya datos declarables que no aparezcan.

La Agencia Tributaria confecciona los borradores utilizando los datos que a ella le constan procedentes de diversas fuentes, como por ejemplo las declaraciones informativas presentadas por los retenedores, los datos comunicados por las entidades bancarias o información recibida de organismos públicos: subvenciones o valores catastrales, entre otros. Pero así y todo no podemos confiarnos y dar por válidos estos datos sin comprobarlos, puesto que podría ser que se hubieran comunicado datos erróneos, como por ejemplo que la empresa para la que trabajamos no haya declarado correctamente nuestros rendimientos del trabajo o que figuremos en el catastro como únicos titulares de un inmueble del que realmente sólo somos propietarios de la mitad, ejemplos ambos por desgracia bastante habituales.

Pero además, cualquier otro dato del que la Agencia Tributaria no tenga constancia previa no estará incluido en el borrador. Ejemplos de este tipo podríamos dar muchos, especialmente datos personales referidos a matrimonios, divorcios, nacimientos de hijos  y un gran número de situaciones que la Agencia Tributaria inicialmente desconoce.

¿Qué puede suceder si confirmamos un borrador erróneo? Pueden darse dos casos, que el borrador confirmado suponga un perjuicio para la Agencia Tributaria (hemos pagado menos de lo que realmente correspondía o hemos solicitado una devolución superior). En estos casos estaremos expuestos a que se produzca una comprobación posterior por parte de la Administración que finalice con una liquidación provisional teniendo que abonar la diferencia no pagada con sus correspondientes intereses e incluso podría finalizar con la imposición de una sanción. Si en cambio la confirmación del borrador ha supuesto un perjuicio para el contribuyente, en este caso será preciso iniciar un procedimiento de rectificación de la declaración de la renta, con lo que ello supone en cuanto a tiempo de tramitación, así como la mayor o menor dificultad de demostrar el error producido.

Por todo esto es por lo que siempre recomiendo no precipitarse a la hora de confirmar el borrador y comprobar que todos los datos sean correctos, teniendo en cuenta además que la Agencia Tributaria tiene habilitado un fácil sistema para poder modificarlo y presentarlo correctamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s