Archivo de la categoría: Economía

NUEVA DIRECCIÓN DEL BLOG: impuestossigloxxi.com

Nuevo enlace del blog: impuestossigloxxi.com

El blog se ha trasladado a su nueva dirección: impuestossigloxxi.com, donde podéis encontrar tanto los nuevos artículos que se van publicando como todos los anteriores que se han publicado en este blog desde sus inicios.

Nos vemos en nuestra nueva casa: impuestossigloxxi.com

Un saludo

Pedro Pablo Maestro.

El PIN 24 horas de la Agencia Tributaria

cartel_pin_24h_es_esDesde el pasado 1 de enero de 2014 está en funcionamiento el llamado PIN 24 horas de la Agencia Tributaria que sirve para poder presentar declaraciones fiscales y realizar otros trámites por internet sin necesidad de tener certificado digital.

Con esto se pretende simplificar la utilización de los medios telemáticos para hacerlo más accesible a las contribuyentes, sobre todo ahora que se han ampliado los supuestos en lo que es obligatoria la presentación telemática de declaraciones para autónomos.

Voy a explicar brevemente en este artículo sus características principales, cómo obtenerlo y en qué casos se puede utilizar.

Podría decirse que El “PIN 24 horas” es una especie de certificado digital de duración limitada (realmente un sistema de firma no avanzada con clave de acceso). Su duración es aproximadamente de 24 horas de ahí su nombre, aunque realmente caduca a las 2 de la mañana del día siguiente a su solicitud. De este modo, si queremos presentar una declaración tributaria solicitaremos un PIN 24H y durante el tiempo que lo tengamos activado podremos enviar nuestras declaraciones con la misma validez que si utilizáramos un certificado digital de firma avanzada. Una vez transcurrido su plazo de validez, dejará de estar activo y ya no podrá volver a utilizarse. Si quisiéramos presentar más declaraciones deberíamos solicitar uno nuevo.

En cuanto a su utilización, en la página web de la agencia tributaria se ha habilitado un botón de acceso a los servicios del PIN 24H, desde donde podremos realizar todas las gestiones relativas al mismo.

REGISTRO.

Para poder utilizar este sistema es necesario que previamente nos hayamos registrado en la Agencia Tributaria. El registro se realiza una sola vez y una vez hecho estaremos habilitados para solicitar los códigos PIN 24H siempre que los necesitemos.

Hay tres formas de registrarse: La primera es acudiendo en persona a cualquier oficina de la Agencia Tributaria; la segunda, para el caso de que tengamos certificado digital, sería acceder con el mismo al apartado habilitado en la propia web de la Agencia para realizar el registro: Registro, renuncia y modificación de datos con certificado. Y por último, si no disponemos de certificado digital ni queremos desplazarnos a ninguna oficina de la Agencia Tributaria, podemos registrarnos introduciendo un código seguro de verificación que podemos solicitar que nos remitan por correo ordinario a nuestro domicilio mediante una carta de invitación de la Agencia Tributaria y una vez que tengamos ese código CSV, accederemos a la opción Registro con código seguro de verificación de la página web, donde durante el proceso de registro nos lo solicitarán.

En el registro deberemos comunicar un número de teléfono móvil puesto que será necesario para obtener posteriormente los códigos PIN.

OBTENCIÓN DEL PIN 24H.

Una vez que nos hemos registrado, ya podremos solicitar un PIN cuando necesitemos presentar una declaración o realizar algún otro trámite de los que se puedan realizar con el mismo, que se prevé que con el tiempo se vayan aumentando.

Para solicitar el PIN 24H debemos entrar en la pagina web de la Agencia Tributaria, pincharemos en el apartado habilitado al efecto: “Obtención del PIN“, donde nos pedirán que introduzcamos nuestro DNI, fecha de caducidad del DNI y pondremos una clave de acceso de cuatro caracteres que nosotros elijamos. Validaremos estos datos y la Agencia Tributaria nos enviará un PIN al teléfono móvil que pusimos cuando hicimos el registro. De este modo el código de acceso para enviar la declaración estará formado por nuestra clave de 4 caracteres más el PIN que nos ha enviado la Agencia Tributaria al móvil.

De momento su utilización está limitada exclusivamente a las personas físicas. Las sociedades no pueden utilizar este sistema de presentación de declaraciones.

Otra característica importante a reseñar es que el PIN 24 horas no es incompatible con tener un certificado digital, podemos tener ambos y utilizarlos según nuestras necesidades en cada caso, un ejemplo es que el PIN 24H goza de la ventaja de poder utilizarse no sólo en ordenadores sino también con tablets y smartphones, con lo que según el lugar en que nos encontremos o nuestra disponibilidad podremos utilizarlo si no disponemos de acceso a nuestro certificado digital. Mi consejo en cualquier caso sería el de tener ambas opciones disponibles.

Aquí dejo enlaces a los folletos informativos que la propia Agencia Tributaria ha puesto en su página web detallando el funcionamiento de este sistema que creo que no tardará en extenderse tanto en su uso como en el de los trámites que se van a poder realizar con el mismo. De momento pasará su primer examen importante con la próxima campaña de declaración de la renta. Estaremos atentos a las estadísticas para ver si realmente obtiene los resultados esperados.

Apuntes sobre la nueva “Ley de emprendedores”

En pocos días va a entrar en vigor la “Ley de apoyo a los emprendedores y su internacionalización”, una normativa largamente esperada por la necesidad de crear un marco adecuado para fomentar la actividad emprendedora pero que como suele suceder en estos casos, ya hay muchas voces discordantes, la mayoría de ellas por considerar que no cubre las expectativas creadas.

En cualquier caso esta normativa va a introducir una serie de modificaciones muy novedosas en nuestro sistema que sólo el tiempo dirá si darán los frutos esperados.

A fecha de la redacción de este artículo ya conocemos el texto que a priori será aprobado tras las modificaciones introducidas en el Senado y cuyo enlace dejo aquí. *Actualización: texto de la Ley publicado en el BOE

Como es una normativa muy extensa la iré analizando en distintas entradas, al menos todas aquellas novedades que tienen una implicación directa o indirecta en el ámbito fiscal, si bien ahora voy a hacer un breve resumen de aquellos puntos que considero más relevantes de esta Ley:

1º.- Se crea la figura del “Emprendedor de Responsabilidad Limitada“. Lo que se pretende con esto no es ni más ni menos que tratar de evitar que a una “persona física” que desarrolle una actividad económica se le pueda embargar su vivienda habitual por deudas de su actividad económica. Esto supone una auténtica novedad en nuestro organismo jurídico, puesto que hasta ahora, cualquier persona física que desarrollara una actividad empresarial o profesional respondía del cumplimiento de sus obligaciones con todos sus bienes presentes y futuros. Con esta Ley la persona que se constituya como “Emprendedor de Responsabilidad Limitada” podrá dejar fuera de responsabilidad su vivienda habitual siempre que se cumplan una serie de condiciones imprescindibles (tanto requisitos formales de publicidad registral, como de valor de la vivienda habitual: como regla general, debe ser inferior a 300.000€), lo cual hará que no en todos los casos se pueda excluir la responsabilidad.

Es muy importante recalcar que quedan fuera de esta limitación de responsabilidad las deudas contraídas con la Seguridad Social y las deudas tributarias. Por tanto la vivienda habitual podrá seguir siendo objeto de embargo por parte de la Seguridad Social o la Agencia Tributaria.

2º.- Se crea la Sociedad Limitada de Formación Sucesiva. Esta figura permite crear Sociedades Limitadas en varias fases sin tener que desembolsar inicialmente el capital social mínimo, que actualmente es de 3.000 €. Como contrapartida, hasta que no se alcance el capital mínimo la Sociedad tendrá una serie de obligaciones contables, limitación de la retribución de socios y administradores así como pérdida de la limitación de responsabilidad por parte de los socios en caso de que se liquide la Sociedad.

3º.- Inicio de la actividad emprendedora. Se introducen unas medidas que pretenden agilizar los trámites para iniciar una actividad empresarial, creándose los Puntos de Atención al Emprendedor, que los habrá tanto públicos como privados donde se centralizarán los trámites para iniciar una actividad económica. Estas medidas de simplificación de trámites siempre son aplaudidas, pero únicamente resultarán efectivas si se dotan los medios adecuados para llevarla a cabo.

4º.- Acuerdo extrajudicial de pagos. Un mecanismo de negociación extrajudicial de deudas entre empresarios (personas físicas o jurídicas) en las que aparece  la figura de un mediador concursal con la finalidad de establecer acuerdos (con quitas de hasta el 25% y esperas de hasta tres años) en un procedimiento no muy largo que en caso de fracaso llevará a un concurso de acreedores.

5º.- Establecimiento del criterio de caja en el IVA. Se crea un régimen especial de criterio de caja al que se podrán acoger todos los sujetos pasivos cuyo volumen de operaciones sea inferior a 2.000.000 de euros. En resumen este sistema supondrá que el devengo del IVA se produzca en el momento del cobro (total o parcial) de las facturas y por contra el derecho a deducir una factura se devengará en el momento del pago (total o parcial) de las facturas, con el límite en ambos casos del 31 de diciembre del año posterior en que se hayan efectuado las operaciones. Hay algunas actividades, como aquellas sujetas al régimen simplificado o al recargo de equivalencia, que quedan fuera de este ámbito. Profundizaremos más adelante sobre este nuevo régimen.

6º.- Impuesto de Sociedades. Se crea una nueva deducción por inversión de beneficios aplicable a empresas de reducida dimensión, siempre que se inviertan en elementos nuevos de inmovilizado material o inversiones inmobiliarias afectos a actividades económicas, que será del 10% o del 5% según los casos. Se obligará en cualquier caso a crear una reserva mercantil indisponible.

Por otra parte se establece un sistema para aplicar las deducciones fiscales por I+D (investigación y desarrollo) sin los límites que existen actualmente en la cuota íntegra y al mismo tiempo poder proceder a abono con un límite máximo de conjunto de 3 millones de euros anuales.

Igualmente se modifica el régimen fiscal aplicable a las rentas que proceden de determinados activos intangibles (cesión del derecho de uso o de explotación de patentes, dibujos o modelos, planos, etc).

7º.- Se refuerza la figura del llamado “Business Angel“, con la fijación de unas deducciones en la cuota estatal del IRPF para aquellas personas que inviertan en empresas de nueva o reciente creación, con una serie de requisitos.

8º.- Reducciones en la cuota de Seguridad Social de trabajadores por cuenta propia. Supone una reducción durante 18 meses de la cuota a pagar en el régimen de autónomos con carácter progresivo: 80% de reducción los 6 primeros meses, 50% los 6 meses siguientes y 30% durante 6 meses más. La novedad introducida en esta Ley es que no existe límite de edad para su aplicación. Se exige que se trate de alta inicial o que no hubiera estado dado de alta en los cinco años inmediatamente anteriores.

También hay reducciones durante los primeros 18 meses y durante otros 18 meses más en la cuota a pagar en el régimen de autónomos para aquellos trabajadores que causen alta por primera vez en este régimen cuando al mismo tiempo estuvieran dados de alta en régimen general, pretendiéndose favorecer la situación de pluriactividad.

9º.- Medidas de apoyo a la financiación. Este es uno de los puntos más discutibles de la nueva Ley. Se establece una batería de medidas que bajo mi criterio resultan claramente insuficientes para dar un verdadero impulso a la actividad emprendedora: modificaciones en la ley concursal en relación con acuerdos de refinanciación, refuerzo de las cédulas de internacionalización, o la creación de “bonos de internacionalización”, que dudo mucho que sean las medidas que la gran mayoría de los emprendedores precisan.

10º.- Simplificación de cargas administrativas. En este marco se amplían los supuestos en los que las pequeñas y medianas empresas puedan asumir la prevención de riesgos laborales (empresas con un sólo centro de trabajo y menos de 25 trabajadores). Se elimina la obligación de tener un libro de visitas en cada centro de trabajo, siendo sustituido por un libro electrónico de visitas a cargo de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. Se aumenta asimismo los supuestos en los que las empresas pueden formular balances abreviados, entre otras.

11º.- Medidas para fomentar la contratación pública con emprendedores. Se trata de una serie de medidas para eliminar trabas y simplificar a la hora de contratar con la Administración. La regulación es bastante extensa y podemos encontrar la creación de un Registro Oficial de Licitadores con el fin de que se puedan crear uniones de empresas que juntas pueden completar las condiciones exigidas en los pliegos de contratación; Se elevan los umbrales para la exigencia de clasificación en los contratos de obras y servicios; Se acortan los plazos para la devolución de garantías (de 12 a 6 meses en caso de PYMES), así como otras medidas de reducción de cargas administrativas.

12º.- Medidas de fomento de la internacionalización en su doble vertiente: medida que pretenden dar impulso y favorecer la introducción de las empresas españolas en el exterior y por otra parte se pretende agilizar trámites para atraer inversores y emprendedores a nuestro territorio.

En definitiva una gran cantidad de medidas, quizás con una sistemática criticable, ya que se mezclan materias muy diversas y que sólo con el tiempo se podrá ver si resultan efectivas. En mi opinión muchas de ellas llegan muy tarde (criterio de caja en el IVA, supresión de trámites administrativos) y algunas de ellas muy arriesgadas y de dudosa eficacia (creación de Sociedades por debajo del limite del capital mínimo).

Próximamente desarrollaré con carácter práctico algunas de estas medidas y con el tiempo iré analizando su puesta en práctica.

Limitaciones a los pagos en efectivo de importe superior a 2.500 euros.

Una de las medidas más llamativas y sin duda de más trascendencia de las aprobadas en la Ley 7/2012 de modificación de la normativa tributaria y presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude es la que aparece en el artículo 7 de la misma referente a la limitación de los pagos en efectivo.

Desde el día 19 de noviembre de 2012, fecha en la que entra en vigor este artículo, no se podrán pagar en efectivo (en papel moneda, moneda metálica, cheques al portador) las operaciones en las que alguna de las partes actúe en calidad de empresario o profesional y que sean de importe igual o superior a 2.500 euros o a su contravalor en moneda extranjera.

Es importante destacar que la limitación afecta no únicamente a los empresarios o profesionales sino también a los particulares cuando paguen estas cantidades a empresarios o profesionales.

Este límite se elevará a 15.000 euros cuando el pagador sea persona física y justifique que no tiene domicilio fiscal en España ni actúe como empresario o profesional.

Con el fin de evitar posibles trucos que pretendan saltar esta obligación, se indica expresamente que para el cálculo de estos 2.500 euros se sumarán los importes de todas las operaciones o pagos en que se haya podido fraccionar la entrega de bienes o la prestación de servicios. Es decir, que si el pago de una operación que supere los 2.500 euros se fracciona en varios pagos de importes inferiores, existe también la prohibición de hacerlos en efectivo.

Esta prohibición viene con una obligación anexa, la de guardar durante un plazo de cinco años el justificante del pago de estas operaciones, así como la de aportar estos justificantes de pago a requerimiento de la Agencia Tributaria.

Esta obligación no se aplicará a los pagos e ingresos realizados en entidades de crédito que podrán hacerse por tanto en efectivo por cuantías superiores a la señalada.

Junto con esta obligación se ha establecido un régimen sancionador para el caso de su incumplimiento y uno de los elementos más importantes de este régimen es que la sanción que se ponga por la infracción se dirigirá tanto al pagador como al receptor. Ambos responderán con carácter solidario, es decir que la Administración podrá reclamar a cualquiera de los dos el cobro de la sanción interpuesta.

La infracción se ha tipificado como grave y la sanción consistirá en el 25% de la cuantía pagada en efectivo. Es decir que en su caso más suave, un pago en efectivo de justo 2.500 euros podrá conllevar una sanción de 625 euros.

Se ha establecido una vía de escape para evitar la sanción pero se ha articulado de modo que sólo una de las dos partes podrá evitarla. Si una de las partes intervinientes (el pagador o el receptor del dinero) denuncia la operación realizada en el plazo de tres meses desde que se produjo, no tendrá que soportar la sanción. Para que tenga estos efectos de exclusión de la sanción, en la denuncia deberá indicarse quién es la otra parte interviniente, cuál es la operación realizada y su importe.

La denuncia sólo tendrá efecto para quitar la sanción al denunciante si se realiza dentro de esos tres meses e igualmente se dice que sólo una de las dos partes podrá beneficiarse de esta medida. Si la otra denunciara con posterioridad ya no podría acogerse a este beneficio, sólo lo tendría el primero que denunció.

Hay que recordar que esta sanción lo es únicamente por realizar el pago de una operación en efectivo, con independencia de si esa operación es fraudulenta o no. Es decir que podría tratarse de una operación perfectamente legal como el pago de una factura declarada por ambas partes y sufrir esta sanción. Si por el contrario esta operación ocultara alguna infracción tributaria, además de la sanción expuesta se sumaría la posible sanción por la infracción tributaria cometida.

El plazo de prescripción de esta infracción es de cinco años.

No me cabe duda que esta disposición va a dar mucho que hablar y creará bastantes conflictos con la Administración, sobre todo en los casos en los que exista dudas sobre si varios pagos que sumen más de 2.500 euros corresponden a una misma operación y se entienden que son pagos fraccionados o por el contrario se trata de operaciones independientes.

Habrá que esperar a partir del día 19 de noviembre cuando entre en vigor para ver cuáles van a ser los criterios que se adopten en la aplicación de esta disposición, teniendo en cuenta además que tal como dispone la Disposición Final Quinta de la Ley este artículo resultará de aplicación a partir de dicha fecha incluso aunque los pagos que se realicen desde entonces se refieran a operaciones concertadas con anterioridad al establecimiento de la limitación.

Apuntes sobre las nuevas medidas fiscales anunciadas en el debate de investidura

Todos hemos asistido con expectación al debate de investidura de quien a estas horas ha obtenido el respaldo de los diputados para convertirse en el sexto Presidente de Gobierno de la democracia, D. Mariano Rajoy, a fin de conocer cuáles van a ser las líneas de actuación del nuevo Gobierno de España para este inicio de legislatura.

Dado el momento tan delicado por el que atravesamos, muchos son los retos a afrontar y el futuro dirá en qué grado van a poder cumplirse o hasta qué punto será necesario modificar las medidas anunciadas, más aún en una situación económica tan dramática y cambiante como la que estamos viviendo.

Por lo que respecta al ámbito fiscal, en el debate se han avanzado algunas de las medidas que se pretende poner en funcionamiento y tal como se nos ha dicho, parece que se va a dar celeridad a la implantación de las mismas.

Vamos a desglosarlas un poco para hacernos una idea de los cambios que se van a producir en los próximos meses.

A groso modo, se puede decir que un gran bloque de las reformas fiscales anunciadas va a afectar directamente a los autónomos y a las PYMES. Según se ha manifestado, se pretende crear en los próximos meses una ley de apoyo a los emprendedores, que al parecer incluiría algunas medidas tales como la creación de un modelo de compensación automática, de un modo similar a la ya existente cuenta corriente tributaria y cuya finalidad sería la posibilidad de compensar cualquier deuda que se tenga reconocida por una Administración Pública.

Hará falta ver de qué modo se pretende articular esta medida y si realmente se va a transformar en la regla general para la compensación de todo tipo de deudas con la Administración, puesto que esto podría suponer un auténtico alivio para las pymes y autónomos que tengan deudas reconocidas a su favor y que no se verán forzados a seguir pagando impuestos pese a tener un crédito con la Administración, que todos sabemos que por regla general su cumplimiento suele dilatarse mucho más en el tiempo.

Aunque sin duda, mayor impacto ha tenido el anuncio referente al momento de pago del IVA. Se ha anunciado que se reformará el IVA en el sentido de que no se tendrá que pagar este impuesto hasta el momento en que realmente se haya producido el cobro de la correspondiente factura.

Esta es una vieja aspiración de empresas y autónomos que si finalmente se pone en marcha sí que supondrá un auténtico respiro para este colectivo que hasta ahora se veía ante la injusta en mi opinión tesitura de ver cómo se realiza un trabajo que no se cobra o se cobra tarde y pese a ello se tiene que liquidar el IVA de dicha factura ante la Hacienda Pública.

Es decir, que no sólo se tiene que sufrir las consecuencias de la morosidad sino también verse obligado a adelantar a la Agencia Tributaria un impuesto no cobrado.

En la actualidad existe un mecanismo para la recuperación de un IVA no cobrado, pero que sólo se puede poner en funcionamiento en momentos muy concretos. Me refiero al establecido en el artículo 80 en sus apartados 3 y 4 de la Ley del IVA, pero que se aplica a los supuestos en los que el pagador ha entrado en concurso de acreedores o bien cuando la deuda se considere según este artículo como total o parcialmente incobrable. Pero como ya digo, es un mecanismo específico, con unos plazos tasados (debe transcurrir, según el supuesto entre 6 meses y un año para poder aplicarlo) y debe interponerse reclamación judicial o instar requerimiento notarial para su aplicación.

La medida que se pretende implantar parece que va encaminada a que la regla general sea la del cobro efectivo para liquidar el impuesto, lo cual supondría un cambio radical en la práctica del impuesto. Cabe esperar que se establecerán mayores mecanismos de control para aplicar este nuevo criterio. Habrá que esperar de todos modos a saber de qué modo se concreta esta reforma para ver su efectividad y esperemos que los requisitos que se establezcan para su aplicación no supongan maliciosos obstáculos para la puesta en marcha de una medida a mi entender más que necesaria.

Una cuestión que no ha quedado resuelta es qué va a suceder con los tipos de IVA. El genérico anuncio reiterado en el debate por el ya investido Presidente del Gobierno de no subir los impuestos no despeja por completo esa incógnita. Lo que sí ha dicho es que piensa mantener el tipo superreducido (4%) para la adquisición de vivienda pero especificando que sólo cuando se trate de vivienda habitual y con un límite, que no ha desvelado, en su precio de adquisición.

Y ya que menciono la vivienda habitual, otra de las medidas de gran impacto mediático anunciadas es el regreso de la deducción por adquisición de la vivienda habitual hace relativamente poco tiempo eliminada parcialmente por el anterior Gobierno.

Estas últimas medidas ponen de relieve que el nuevo Gobierno va a apostar por incentivar la adquisición de viviendas, aunque considero que mientras no se reactive el crédito bancario, para una gran parte de la población seguirá siendo muy complicado acceder a la misma pese a los estímulos fiscales creados. De cualquier modo, sin duda que inicialmente esta medida va a ser ampliamente aplaudida por todos aquellos que están inmersos en la actualidad en el pago de hipotecas y que van a poder volver a desgravarse los pagos realizados. Como todas las medidas, también habrá que esperar en este caso para saber de qué modo se reinstaura y si van a tener algún tratamiento especial los que hayan adquirido la vivienda con anterioridad a cuando entre en vigor la reforma.

Sobre el Impuesto de Sociedades, también se han anunciado reformas en principio favorables a las empresas, tales como la eliminación de las limitaciones que actualmente existen para aplicar el tipo del 20%, así como la ampliación a doce millones de euros el límite para la aplicación del régimen especial para empresas de reducida dimensión. También se ha dicho que se pretende aumentar a los quinientos mil euros el límite para aplicar el tipo del 25%.

Por último y como otra de las medidas llamativas anunciadas, está la de que tributarán diez puntos menos los beneficios no distribuidos que se destinen a la adquisición de nuevos activos, es decir que se pretende premiar la reinversión de los beneficios en la empresa por encima de su distribución a los socios.

Estas son algunas de las medidas fiscales que se han podido desgranar de todo lo manifestado en el debate de investidura. Como he dicho antes, la situación económica tan dependiente de la evolución de los mercados que estamos viviendo, pienso que marcará el devenir de esta y cualquier otra reforma fiscal que se piense acometer. Es evidente que en el discurso únicamente se han anunciado medidas fiscales que resultan favorables para los ciudadanos, pero creo que no hay que descartar que junto a ellas se tengan que poner en marcha otras que no resulten tan populares. Habrá que seguir atentos a los acontecimientos.

IPC Enero 2011

Comenzamos el año 2011 con un porcentaje bastante elevado para lo que estábamos acostumbrados los últimos meses y que continúa con la tendencia de diciembre, situándose en enero en el 3,3 %, tres décimas por encima del mes anterior.

Todo apunta a que el principal responsable de este incremento ha sido la subida de la luz, que ya ha empezado a tener sus efectos y no serán los únicos.

  • Enero 2011: 3,3
  • Diciembre 2010: 3,0
  • Noviembre 2010: 2,3
  • Octubre 2010: 2,3
  • Septiembre 2010: 2,1
  • Agosto 2010: 1,8
  • Julio 2010: 1,9
  • Junio 2010: 1,5
  • Mayo 2010: 1,8
  • Abril 2010: 1,5
  • Marzo 2010: 1,4
  • Febrero 2010: 0,8

Aquí dejo un enlace para imprimir un documento obtenido de la página del INE con el IPC de enero 2011

IPC Diciembre 2010

Publicado el IPC del mes de diciembre de 2010, continúa la tendencia al alza, alcanzándose en esta ocasión un porcentaje de incremento del 3,0 %

Diciembre 2010: 3,0

Noviembre 2010: 2,3

Octubre 2010: 2,3

Septiembre 2010: 2,1

Agosto 2010: 1,8

Julio 2010: 1,9

Junio 2010: 1,5

Mayo 2010: 1,8

Abril 2010: 1,5

Marzo 2010: 1,4

Febrero 2010: 0,8

Enero 2010: 1,0

Como siempre, aquí dejo un enlace para imprimir un documento con la variación del IPC correspondiente al mes de diciembre 2010