Archivo de la etiqueta: declaración de la renta

La importancia de revisar el borrador de la declaración de la renta

Es necesario que revise el borrador, ya que la Agencia Tributaria siempre puede comprobar posteriormente la declaración presentada, teniendo en cuenta otros datos que pueda conocer con posterioridad”. Esta frase que aparece en todos los borradores que elabora y remite la Agencia Tributaria para la Declaración de la Renta advierte de un riesgo real y mucho más habitual de lo que pudiera parecer, con consecuencias que pueden resultar muy gravosas para los confiados contribuyentes.

Cada año la Agencia Tributaria elabora una gran cantidad de borradores que simplifican en gran manera la presentación de las declaraciones. Este sistema que se implantó hace ya unos cuantos años ha supuesto un enorme avance eliminando la necesidad de tener que confeccionar declaraciones para una gran cantidad de contribuyentes cuya totalidad de datos fiscales constan en la base de datos de la Administración. De este modo es la propia Agencia Tributaria quien elabora una propuesta de declaración que bastará con ser comprobada y, si es correcta, confirmada. Pero no es más que eso: una propuesta.

Los propios tribunales de justicia vienen entendiendo que la confección del borrador de declaración constituye un “servicio de asistencia prestado por la Agencia Tributaria a los contribuyentes, remitiéndose a efectos meramente informativos y sin que dicha remisión exima a los interesados de la obligación de declarar la información sobre ingresos y otros datos de trascendencia tributaria” (véase la Sentencia TSJ Castilla y León de 23 de marzo de 2012).

Esto supone que la responsabilidad de confirmar un borrador erróneo recae en principio en el contribuyente y podría terminar derivando incluso en el inicio de un procedimiento sancionador.

Por ello ante la recepción del borrador se hace absolutamente necesario realizar un examen del mismo para comprobar, por una parte, que los datos incluidos en el mismo son correctos y por otra parte asegurarse de que no haya datos declarables que no aparezcan.

La Agencia Tributaria confecciona los borradores utilizando los datos que a ella le constan procedentes de diversas fuentes, como por ejemplo las declaraciones informativas presentadas por los retenedores, los datos comunicados por las entidades bancarias o información recibida de organismos públicos: subvenciones o valores catastrales, entre otros. Pero así y todo no podemos confiarnos y dar por válidos estos datos sin comprobarlos, puesto que podría ser que se hubieran comunicado datos erróneos, como por ejemplo que la empresa para la que trabajamos no haya declarado correctamente nuestros rendimientos del trabajo o que figuremos en el catastro como únicos titulares de un inmueble del que realmente sólo somos propietarios de la mitad, ejemplos ambos por desgracia bastante habituales.

Pero además, cualquier otro dato del que la Agencia Tributaria no tenga constancia previa no estará incluido en el borrador. Ejemplos de este tipo podríamos dar muchos, especialmente datos personales referidos a matrimonios, divorcios, nacimientos de hijos  y un gran número de situaciones que la Agencia Tributaria inicialmente desconoce.

¿Qué puede suceder si confirmamos un borrador erróneo? Pueden darse dos casos, que el borrador confirmado suponga un perjuicio para la Agencia Tributaria (hemos pagado menos de lo que realmente correspondía o hemos solicitado una devolución superior). En estos casos estaremos expuestos a que se produzca una comprobación posterior por parte de la Administración que finalice con una liquidación provisional teniendo que abonar la diferencia no pagada con sus correspondientes intereses e incluso podría finalizar con la imposición de una sanción. Si en cambio la confirmación del borrador ha supuesto un perjuicio para el contribuyente, en este caso será preciso iniciar un procedimiento de rectificación de la declaración de la renta, con lo que ello supone en cuanto a tiempo de tramitación, así como la mayor o menor dificultad de demostrar el error producido.

Por todo esto es por lo que siempre recomiendo no precipitarse a la hora de confirmar el borrador y comprobar que todos los datos sean correctos, teniendo en cuenta además que la Agencia Tributaria tiene habilitado un fácil sistema para poder modificarlo y presentarlo correctamente.

Calendario de la Declaración de la Renta 2014

Renta 2014

Ya está aquí, como cada año aproximadamente por estas fechas, la campaña de la Declaración de la Renta. Una declaración que pese a que aún no le resulta de aplicación las medidas aprobadas en la reciente reforma fiscal del pasado mes de noviembre, sí que es cierto que incluye ciertas novedades de calado en relación con la declaración del ejercicio 2013.

En lo referente al calendario de la campaña de la Renta 2014, este año vemos que se sigue profundizando en la tendencia de los últimos ejercicios de adelantar el inicio de la campaña en lo que a la presentación de la declaración se refiere, hasta el punto de adelantarlo hasta el día 7 de abril e igualando los plazos entre declaración y borrador. Bien es cierto que esa equiparación de plazos entre ambos modos de presentación ha provocado que el inicio de confirmación de borradores se inicie por contra una semana después a la campaña del año pasado.

Lo que sí que se observa nítidamente es una apuesta por favorecer la presentación de las declaraciones por vía telemática o electrónica en detrimento de la tradicional presentación presencial en papel. Ya el ejercicio pasado fue el primero en el que se eliminaron los impresos que se vendían en estancos y en las propias oficinas de la Agencia Tributaria y la particularidad de este año es que quien opte por la presentación telemática puede hacerlo prácticamente un mes antes de quien opte por la presentación en papel.

Teniendo en cuenta todas estas especialidades, el plazo general de la campaña comienza el día 7 de abril y finaliza el día 30 de junio.

Ahora pasaré a esquematizar estos plazos diferenciando las distintas opciones de presentación de la Renta.

PRESENTACIÓN DE LA DECLARACIÓN DE LA RENTA:

Distinguiremos según el modo de presentación de la declaración.

A) Presentaciones de la declaración por vía telemática:

  • El plazo general para presentar la declaración, tanto positivas como negativas es del 7 de abril al 30 de junio .
  • Si la declaración resulta positiva (a pagar) y se opta por domiciliar el pago, el plazo se acorta hasta el 25 de junio.

B) Presentaciones de la declaración de modo presencial en papel:

  • El plazo es más corto para presentar por este medio las declaraciones, sea cual sea su resultado: del 11 de mayo al 30 de junio.
  • Igualmente si la declaración resulta positiva (a pagar) y se opta por domiciliar el pago, el plazo se acorta hasta el 25 de junio.

BORRADOR DE LA DECLARACIÓN DE LA RENTA:

  • El plazo para obtener el número de referencia por internet con el cual poder sacar el borrador de la declaración es del 7 de abril al 30 de junio.

A) Confirmación del borrador:

A.1) Si el borrador resulta a pagar:

  • Una vez que tenemos el borrador, el plazo para confirmarlo si se hace por vía telefónica, por internet, banca electrónica y en definitiva cualquier método de presentación no presencial es del 7 de abril al 30 de junio.
  • El plazo para confirmar el borrador si se presenta en papel en entidades bancaias es del 11 de mayo al 30 de junio.
  • En ambos casos, si se domicilia el pago, los plazos se acortan hasta el 25 de junio.

A.1) Si el borrador resulta una cantidad a devolver o negativa

  • Si se confirma por vía telefónica, por internet, por SMS, por cajero automático o por banca electrónica es del 7 de abril al 30 de junio.
  • Si se hace en papel de modo presencial el plazo es del 11 de mayo al 30 de junio.

B) Modificación del borrador

  • Se podrá instar la modificación del borrador por internet o telefónicamente desde el 7 de abril al 30 de junio.
  • Si se hace presencialmente en las Oficinas de la Agencia Tributaria, el plazo para solicitar la cita previa comienza el día 6 de mayo, si bien el servicio de atención en estas oficinas estará disponible desde el 11 de mayo al 30 de junio.

DATOS FISCALES PARA EFECTUAR LA DECLARACIÓN DE LA RENTA:

  • El plazo para obtener el número de referencia con el cual visualizar los datos fiscales para confeccionar la declaración es del 7 de abril al 30 de junio.

CITA PREVIA:

  • El plazo para solicitar cita previa con la Agencia Tributaria para confeccionar la Declaración de la Renta o modificar el borrador es del 6 de mayo al 29 de junio.
  • El servicio de confección de declaraciones y modificación de borradores estará en funcionamiento del 11 de mayo al 30 de junio.

DESCARGA DEL PROGRAMA DE AYUDA PADRE:

  • El programa PADRE para la confección de la declaración se puede descargar desde la página web de la Agencia Tributaria a partir del 7 de abril.

La eliminación de las reducciones de las ganancias patrimoniales por la transmisión de inmuebles en la reforma fiscal

Una de las medidas que más repercusión económica va a tener en la próxima reforma fiscal que se está tramitando actualmente es, sin duda, la que afecta a las ganancias patrimoniales, en concreto a la eliminación de determinados beneficios fiscales que venían minorando el importe de las mismas.

Centrándonos en la tributación concreta de la transmisión de inmuebles, ésta va a sufrir una modificación de gran calado al eliminarse de golpe tanto la corrección monetaria como los coeficientes de abatimiento.

Voy a explicar brevemente en qué consisten ambos y se podrá comprobar de un modo claro la repercusión que va a tener su supresión.

La corrección monetaria supone que para el caso de transmisiones de inmuebles no afectos a actividades económicas, el valor de adquisición es corregido mediante la aplicación de un coeficiente que varía en función del año en que fue adquirido el inmueble. Este coeficiente pretende en principio corregir el efecto de la inflación. Aquí se puede ver la tabla aplicable a las transmisiones que se realicen durante este año 2014 donde se detalla el coeficiente que se aplicará al valor de adquisición del inmueble según el año en que fue adquirido:

ScreenClip[2]

Pero además de este coeficiente corrector actualmente se mantiene un beneficio que va también a desaparecer en la próxima reforma del Impuesto sobre la Renta, se trata de los llamados coeficientes de abatimiento.

Estos coeficientes suponen una disminución de la ganancia patrimonial derivada de la transmisión de bienes inmuebles no afectos a actividades económicas que fueron adquiridos antes del 31 de diciembre de 1.994.

Para su aplicación se utiliza el siguiente método: se toma como periodo de permanencia el número de años (redondeado por exceso) existente entre la fecha de adquisición (siempre anterior al 31 de diciembre de 1.994) y el 31 de diciembre de 1.996. Una vez que sabemos el periodo de permanencia, la reducción que se aplica a la ganancia patrimonial es la de un 11,11% por cada año de permanencia que exceda de dos, pero esa reducción no se aplica sobre la totalidad la ganancia obtenida sino sólo sobre la parte de la misma que corresponde al periodo entre la fecha de adquisición y el 19 de enero de 2006. Por tanto la parte de ganancia generada a partir del 20 de enero de 2006 tributa plenamente.

La acumulación de ambos métodos reductores (la corrección monetaria sobre el valor de adquisición y los coeficientes de abatimiento) hacía que en la actualidad la tributación de la ganancia obtenida por la transmisión de un inmueble pudiera obtener una importante rebaja.

Pues bien, en la reforma fiscal tal como actualmente se está tramitando está prevista la eliminación tanto de ambos y además se pretende aplicar con carácter retroactivo, es decir a las transmisiones que se realicen a partir de la entrada en vigor de la reforma (que se espera que sea el 1 de enero de 2015) sea cual sea su fecha de adquisición.

Por tanto resulta previsible y en términos fiscales altamente recomendable que de aquí a final de año se produzca un aumento de las transmisiones de inmuebles para beneficiarse de la aplicación tanto de la corrección monetaria como de los coeficientes de abatimiento. Las diferencias pueden llegar a ser enormes. Recomiendo a todo aquel que tenga previsto la transmisión de un inmueble a corto plazo que haga los cálculos con y sin la aplicación de estas reducciones y lo podrá comprobar con mucha más claridad.

En cualquier caso no hay que olvidar que estamos hablando de un proyecto de Ley que a fecha de la publicación de este artículo aún se está tramitando y que por tanto podría sufrir alguna modificación, aunque todos los indicios apuntan a que en esta materia la decisión es bastante firme.

Calendario de la declaración de la Renta 2013

Renta 2013

Hoy, 1 de abril, comienza oficialmente la campaña de la declaración de la Renta 2013.

Como viene sucediendo en los últimos años, inicialmente  el plazo se abre para la confirmación y modificación de borradores y posteriormente, a partir del 23 de abril, ya se podrán presentar las declaraciones propiamente dichas.

El cada vez mayor número de opciones de presentación debido a la utilización de medios telemáticos, hace que se fragmenten los plazos y varíen dependiendo del modo de presentación por el que optemos.

Como novedad importante, este año no estarán disponibles los impresos en papel que se obtenían en las oficinas de la Agencia Tributaria y en los estancos. Ya no será posible presentar la declaración rellenada a mano. Necesariamente deberá utilizarse el programa PADRE para confeccionar la declaración (también podrá utilizarse otro programa que genere un fichero idéntico al del programa PADRE).

Igualmente hay que recordar que entre las modalidades de presentación telemática se incluye este año la utilización del PIN 24 HORAS,  sobre el cual escribí recientemente un artículo que podéis ver aquí.

El 30 de junio finalizará oficialmente la campaña, por tanto ése será el último día que tendremos para presentar la declaración. Al igual que hago cada año, vuelvo a insistir en la conveniencia de no apurar los plazos para así tener margen de maniobra a la hora de preparar correctamente la declaración.

Aquí expongo esquemáticamente los plazos a tener en cuenta en la Renta 2013

PRESENTACIÓN DE LA DECLARACIÓN DE LA RENTA:

Este año debemos diferenciar según la declaración se presente de modo telemático o no.

A) Presentaciones de la declaración por vía telemática:

  • El plazo general para presentar la declaración, tanto positivas como negativas es del 23 de abril (miércoles) al 30 de junio de 2013 (lunes).
  • Si la declaración resulta positiva (a pagar) y se opta por domiciliar el pago, el plazo se acorta hasta el 25 de junio (miércoles).

B) Presentaciones no telemáticas de la declaración:

  • El plazo es más corto para presentar por este medio las declaraciones, sea cual sea su resultado: del 5 de mayo (lunes) al 30 de junio de 2013 (lunes).
  • Igualmente si la declaración resulta positiva (a pagar) y se opta por domiciliar el pago, el plazo se acorta hasta el 25 de junio (miércoles).

BORRADOR DE LA DECLARACIÓN DE LA RENTA:

  • El plazo para obtener el número de referencia por internet con el cual poder sacar el borrador de la declaración es del 1 de abril (martes) al 30 de junio (lunes).

A) Confirmación del borrador:

A.1) Si el borrador resulta a pagar:

  • Una vez que tenemos el borrador, el plazo para confirmarlo o suscribirlo si se hace por vía telefónica, por internet, por cajero automático o por banca electrónica es del 1 de abril (martes) al 30 de junio (lunes).
  • El plazo para confirmar el borrador o suscribirlo si se hace por presencialmente en una entidad colaboradora (Banco) es del 5 de mayo (lunes) al 30 de junio (lunes).
  • En ambos casos, si se domicilia el pago, los plazos se acortan hasta el 25 de junio (miércoles).

A.1) Si el borrador resulta una cantidad a devolver o negativa

  • Si se confirma por vía telefónica, por internet, por SMS, por cajero automático o por banca electrónica es del 1 de abril (martes) al 30 de junio (lunes).
  • Si se hace presencialmente en una entidad colaboradora (Banco) o bien en las propias oficinas de la Agencia Tributaria el plazo es del 5 de mayo (lunes) al 30 de junio (lunes).

B) Modificación del borrador

  • Se podrá instar la modificación del borrador por internet o telefónicamente desde el 1 de abril (martes) al 30 de junio (lunes).
  • Si se hace presencialmente en las Oficinas de la Agencia Tributaria, el plazo para solicitar la cita previa comienza el día 5 de mayo (lunes), si bien el servicio de modificación de borradores en estas oficinas estará disponible desde el 12 de mayo (lunes) al 30 de junio (lunes).

DATOS FISCALES PARA EFECTUAR LA DECLARACIÓN DE LA RENTA:

  • El plazo para obtener el número de referencia con el cual visualizar los datos fiscales para confeccionar la declaración es del 1 de abril (martes) al 30 de junio (lunes).

CITA PREVIA:

  • El plazo para solicitar cita previa con la Agencia Tributaria para confeccionar la Declaración de la Renta o modificar el borrador es del 5 de mayo (lunes) al 27 de junio (viernes).
  • El servicio de confección de declaraciones y modificación de borradores estará en funcionamiento del 12 de mayo (lunes) al 30 de junio (lunes).

DESCARGA DEL PROGRAMA DE AYUDA PADRE:

  • El programa PADRE para la confección de la declaración se podrá descargar desde la página web de la Agencia Tributaria a partir del 8 de abril (martes).

Las retenciones de los profesionales en el impuesto sobre la renta

Últimamente se está hablando de la posibilidad de modificar el sistema de las retenciones de los profesionales en el IRPF para adecuarla en cuanto a su tipo en función de los ingresos que obtengan, por lo que quizás es un buen momento para recordar cuál es la regulación actual.

La cuestión de las retenciones de los profesionales en el Impuesto sobre la Renta es un tema que habitualmente ha venido generando controversia por el hecho de que se aplica de un mismo porcentaje de retención a todos los profesionales con independencia de la cuantía de sus ingresos y sin tener en cuenta ninguna otra circunstancia como podrían ser sus gastos soportados.

En nuestro sistema tributario vigente, las retenciones de los profesionales aparecen reguladas en el capítulo II (Pagos a cuenta) del Título 11 (Gestión del Impuesto) de la Ley 35/2006 del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, así como en el Título VII del propio Reglamento del Impuesto.

El Real Decreto 20/2012 de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad supuso un punto de inflexión en cuanto a la cuantía de las retenciones de los profesionales. Con una farragosa redacción de disposiciones transitorias y adicionales, el Real Decreto eleva la el porcentaje de retención de los profesionales del 15% que se venía aplicando hasta ese instante al 19%, si bien ese porcentaje aún no se ha llegado a aplicar puesto que el mismo Real Decreto se estableció un periodo transitorio para los años 2012 y 2013 durante los cuales el tipo se eleva hasta el 21% actual. Posteriormente, la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2014 prorrogó esta medida durante un año más, el 2014, lo que significa que, a efectos prácticos desde el día 1 de septiembre de 2012 la retención general aplicar sobre estos rendimientos es del 21%, sabiendo, eso sí, que salvo que se produzca de aquí a entonces alguna nueva modificación normativa (que no sería de extrañar), a partir del 1 de enero de 2015 el porcentaje pasará a ser del 19%.

Existe una excepción al tipo general de retención y es aquella que se aplica a las personas que inicien el ejercicio de una actividad profesional. En este caso el tipo de retención es del 9% durante el ejercicio en que se den de alta y en los dos siguientes. Existe un requisito indispensable para acogerse a ese tipo reducido y es que no se haya ejercido actividad profesional alguna en el año anterior a la fecha de inicio de su actividad.

Anteriormente, este tipo reducido era del 7% y el Real Decreto 20/2012 que he mencionado anteriormente lo elevó al 9%, aunque en este caso no tiene carácter transitorio, por tanto aunque en el año 2015 la retención general pasará del 21% al 19%, esta retención del 9% permanecerá invariable.

Existe una obligación aneja para todo aquellos que pretendan acogerse a esta retención reducida por inicio de actividad y es que deben comunicar esa circunstancia por escrito y firmada al pagador, que es realmente quien debe aplicar la retención. Este dato es muy relevante y cualquier pagador a quien se le manifieste que alguien se encuentra en ese supuesto debería exigir y guardar esa comunicación por escrito para evitar problemas con la Administración Tributaria en un futuro.

Como he comentado anteriormente, en estos casos de retenciones a profesionales el porcentaje se aplica sobre los ingresos íntegros sin tener en cuenta los gastos que haya tenido ese profesional. Esta es quizás la perversión del sistema, que no grava con igual criterio a todos los profesionales, ya que el porcentaje de retención será el mismo sean cuales sean sus rendimientos netos. Puede darse el caso, nada extraño por otra parte, que un profesional llegue a tener en un periodo determinado rendimientos negativos (más gastos que ingresos) y pese a ello seguir soportando una retención del 21% sobre cualquier ingreso que obtenga, pese a que probablemente su tipo medio de gravamen al final del ejercicio vaya a ser muy inferior.

Estaremos atentos si al final se produce o no la modificación del sistema de retenciones a los profesionales, la mayoría de los cuales se han visto muy perjudicados en estos duros años de crisis económica viendo como por una parte se han reducido drásticamente sus ingresos, mientras que por otro lado se les está reteniendo un porcentaje mucho mayor sobre ellos.

Rectificación de errores en las declaraciones de Renta presentadas. Declaraciones complementarias.

Hoy voy a comentar cómo debemos actuar en el caso de que hayamos presentado una declaración de la renta y con posterioridad comprobamos que se ha producido un error y por tanto es necesario rectificarla.

Los motivos pueden ser muy variados: se ha rellenado mal el impreso de la declaración produciéndose un error en alguna cifra, se ha incluido indebidamente o bien se ha omitido un dato en la declaración, así como cualquier otra circunstancia que ha provocado que la declaración presentada ofrece un resultado erróneo y lo hemos detectado antes de que lo haya hecho la Agencia Tributaria.

Existen mecanismos para corregir esos errores, pero van a ser distintos en función de si con la declaración presentada se ha producido un perjuicio para la Administración o bien el perjuicio ha sido para el declarante.

A) Casos en los que con la declaración presentada ha resultado perjudicada la Administración.

Si el error en la declaración ha hecho que ingresemos una cifra menor de la que correspondía o bien que la cantidad cuya devolución hemos solicitado sea mayor de la que realmente correspondía devolver, o incluso que hayamos solicitado una devolución cuando la declaración debía haber sido a ingresar, en todos estos casos el modo de corregirlo es presentar una declaración complementaria corrigiendo ese error. 

En la página 2 del modelo de declaración (100) viene un apartado específico para las declaraciones complementarias en las que habrá que marcar la casilla correspondiente a nuestro caso particular.

Si como consecuencia de esta declaración complementaria resultara una cantidad a pagar, habría que realizar el ingreso correspondiente. En caso de que supusiera un menor importe de la devolución anteriormente solicitada, si la Agencia Tributaria ya hubiera realizado la devolución, habría que devolver el exceso cobrado haciendo el ingreso a favor de la Agencia Tributar y si por contra aún estuviera pendiente la devolución, habría que marcar la casilla correspondiente en el modelo de la declaración (en el año 2012 es la casilla 123) y esperar a que se produzca la devolución por parte de la Administración de la cantidad correcta rectificada.

B) Casos en los que con la declaración presentada el perjudicado ha resultado ser el propio declarante.

Se trata de aquellos supuestos en los que resulta a pagar una cantidad inferior a la que se ha ingresado y también los casos en los que corresponda una devolución mayor a la solicitada: bien porque no se ha aplicado una deducción que correspondía, bien porque se ha omitido incluir algún gasto deducible o simplemente porque se ha producido un simple error a la hora de incluir una cifra indebida en la declaración.

En todos estos casos no habrá que presentar ninguna declaración complementaria. Lo que hay que hacer es presentar un escrito dirigido a la Agencia Tributaria solicitando la rectificación de la declaración. Con esta solicitud se inicia un procedimiento de gestión para la rectificación de la autoliquidación que viene regulado en el artículo 120.3 de la Ley General Tributaria y en los artículos 126 y siguientes del Real Decreto 1065/2007 por el que se aprueba el Reglamento General de las actuaciones y los procedimientos de gestión e inspección tributaria y de desarrollo de las normas comunes de los procedimientos de aplicación de los tributos.

Una vez que la Administración ha estudiado nuestra solicitud, incluso aportando la documentación que sea precisa, se redactará una propuesta de liquidación y se ofrecerá un plazo para hacer alegaciones. Finalmente el procedimiento debe finalizar con una resolución estimando o no nuestra solicitud. Si se estima, aunque sea parcialmente y se ha modificado la cuantía de la deuda (ya sea a ingresar o a devolver), la resolución irá acompañada de una liquidación provisional.

Podría darse el caso de que la Administración no notificara expresamente  ninguna resolución. En este caso transcurridos seis meses desde que se presentó la solicitud de rectificación, podrá entenderse que la misma se ha desestimado.

Es importante reseñar que si en último término resultara una cantidad a devolver por parte de la Administración, ésta deberá abonar además de la cantidad principal, los intereses de demora que en su caso pudieran corresponder. Esto último sucederá si han transcurrido seis meses sin que se hubiera ordenado el pago por causa imputable a la Administración tributaria. El cómputo de ese plazo de seis meses comenzará desde la finalización del plazo para presentar la declaración (que por ejemplo en el caso de la renta de 2012 es el 1 de julio de 2013) o si éste ya hubiera transcurrido, desde la presentación de la solicitud de rectificación.

Hay un supuesto en el que no será posible instar la rectificación y es cuando previamente la Administración ha iniciado un procedimiento de comprobación o investigación que incluyera la obligación tributaria cuya rectificación queremos instar, puesto que en ese caso la posible rectificación que se tuviera que producir se dirimiría dentro de ese procedimiento abierto. Por el mismo motivo, si después de presentar nosotros nuestra solicitud la Administración iniciara un procedimiento de comprobación o investigación que incluyera esa obligación tributaria, el procedimiento de rectificación finalizaría con la comunicación del inicio del otro procedimiento.

Por lo tanto, a  modo de resumen, si queremos que se rectifique una declaración de renta ya presentada habrá que distinguir si con la declaración inicial que presentamos se produjo un perjuicio para la Administración o para el contribuyente. En el primer caso tendremos que presentar una declaración complementaria y en el segundo tendremos que instar por escrito un procedimiento de rectificación ante la Administración tributaria.

Calendario de la Declaración de la Renta 2012

Como cada año, ya se ha dado el pistoletazo de salida para la Declaración de la Renta.

Este año llega con bastantes novedades que iremos desgranando poco a poco, pero de momento vamos a exponer de modo esquemático los plazos que deben tenerse en cuenta en esta campaña de Renta que iniciamos. Como siempre digo por estas fechas, es muy conveniente no apurar los plazos para poder tener margen de maniobra a la hora de preparar correctamente la declaración.

PRESENTACIÓN DE LA DECLARACIÓN DE LA RENTA:

Este año debemos diferenciar según la declaración se presente de modo telemático o no.

A) Presentaciones de la declaración por vía telemática:

  • El plazo general para presentar la declaración, tanto positivas como negativas es del 24 de abril (miércoles) al 1 de julio de 2013 (lunes).
  • Si la declaración resulta positiva (a pagar) y se opta por domiciliar el pago, el plazo se acorta hasta el 26 de junio (miércoles).

B) Presentaciones no telemáticas de la declaración:

  • El plazo es más corto para presentar por este medio las declaraciones, sea cual sea su resultado: del 6 de mayo (lunes) al 1 de julio de 2013 (lunes).
  • Igualmente si la declaración resulta positiva (a pagar) y se opta por domiciliar el pago, el plazo se acorta hasta el 26 de junio (miércoles).

BORRADOR DE LA DECLARACIÓN DE LA RENTA:

  • El plazo para obtener el número de referencia por internet con el cual poder sacar el borrador de la declaración es del 2 de abril (martes) al 1 de julio (lunes).

A) Confirmación del borrador:

A.1) Si el borrador resulta a pagar:

  • Una vez que tenemos el borrador, el plazo para confirmarlo o suscribirlo si se hace por vía telefónica, por internet, por SMS, por cajero automático o por banca electrónica es del 2 de abril al 1 de julio.
  • El plazo para confirmar el borrador o suscribirlo si se hace por presencialmente en una entidad colaboradora (Banco) es del 6 de mayo al 1 de julio.
  • En ambos casos, si se domicilia el pago, los plazos se acortan hasta el 26 de junio.

A.1) Si el borrador resulta una cantidad a devolver o negativa

  • Si se confirma por vía telefónica, por internet, por SMS, por cajero automático o por banca electrónica es del 2 de abril al 1 de julio.
  • Si se hace presencialmente en una entidad colaboradora (Banco) o bien en las propias oficinas de la Agencia Tributaria el plazo es del 6 de mayo al 1 de julio.

B) Modificación del borrador

  • Se podrá instar la modificación del borrador por internet o telefónicamente desde el 2 de abril al 1 de julio.
  • Si se hace presencialmente en las Oficinas de la Agencia Tributaria, el plazo para solicitar la cita previa comienza el día 6 de mayosi bien el servicio de modificación de borradores en estas oficinas estará disponible desde el 13 de mayo al 1 de julio.

DATOS FISCALES PARA EFECTUAR LA DECLARACIÓN DE LA RENTA:

  • El plazo para obtener el número de referencia con el cual visualizar los datos fiscales para confeccionar la declaración es del 2 de abril al 1 de julio.

CITA PREVIA:

  • El plazo para solicitar cita previa con la Agencia Tributaria para confeccionar la Declaración de la Renta o modificar el borrador es del 6 de mayo al 1 de julio.
  • El servicio de confección de declaraciones y modificación de borradores estará en funcionamiento del 13 de mayo al 1 de julio.